Skip to main content
Piense más allá de la salsa de tomate. Esta masa funciona igual para platillos tanto salados como dulces. Aquí se muestra una presentación inspirada en el Mediterráneo, con hummus de pimientos rojos tostados, queso feta, aceitunas, cebolla morada y perejil.

ANTES DE COMENZAR: CONSEJO RÁPIDO: Precaliente la piedra para hornear en el horno; colóquela en la rejilla más baja y retire todas las demás. Al terminar, deje que la piedra se enfríe en el horno.

MANTENER PANTALLA ENCENDIDA

Rendimiento: 4 PORCIONES

Tiempo de cocción: 10 Minutos

Ingredientes
SUPLEMENTOS ESPECIALES
Kit de piedra para hornear de Wolf (a la venta en su tienda de electrodomésticos)



Balanza digital para cocina

INGREDIENTES
310 gramos (o alrededor de 1⅓ tazas) de agua



2 cucharaditas de miel



1 cucharadita de levadura instantánea



3¾ tazas de harina de trigo



2½ cucharaditas de sal kosher



1½ cucharaditas de seitán, opcional

VALORA ESTA RECETA

Basado en 5 valoración

Método de preparación

Para preparar la masa

  1. Coloque el tazón de una batidora sobre la balanza digital para cocina y anule el peso.
  2. Mida 310 gramos de agua en el tazón. Añada la miel y la levadura al tazón; lo mejor es usar medidores de volumen para los ingredientes de cantidades menores. Bata hasta que la miel se disuelva.
  3. Coloque la harina en un tazón mediano. Añada la sal y el seitán, si lo desea. Mezcle para combinar.
  4. Vierta la mezcla de harina en el tazón para batir con el agua, la miel y la levadura.
  5. Utilice una batidora con gancho para masa para amasar a velocidad media-baja durante 5 minutos. De ser necesario, haga pausas para arrebañar los bordes.
  6. Deje el tazón en la batidora y cubra con película plástica. Permita reposar durante 10 minutos. Amase nuevamente a velocidad media-baja durante 5 minutos.
  7. Saque la masa del tazón y haga una bola bien firme. Cúbrala con un poco de aceite y colóquela en un contenedor lo suficientemente grande para alojar el doble del tamaño de la masa. Cubra el contenedor y refrigere durante toda la noche, por lo menos; sin embargo, el mejor sabor se obtiene con dos días completos en el refrigerador.

Para hornear

  1. Saque la masa del refrigerador, divídala en cuatro porciones iguales y haga bolas con ellas. Rocíeles harina y cúbralas con una toalla o película plástica.
  2. Precaliente el horno a 450 °F (230 °C) en modo Stone (horno de piedra) con una piedra para hornear y una rejilla en la posición “1”.
  3. Cuando el horno se haya precalentado, estire la masa con un rodillo para formar un círculo de 20-25 cm (8-10 pulgadas) sobre una superficie cubierta con harina. Puede aplastar también las bolas de masa restantes o congelarlas para más adelante.
  4. Rocíe harina sobre la masa estirada y sobre una pala para pizza.
  5. Voltee la masa para pizza y coloque la superficie que tiene harina sobre la pala con harina; de esta forma será mucho más fácil deslizar la pizza dentro del horno.
  6. Añada salsa y sus ingredientes preferidos. El queso se esparcirá conforme se derrite; asegúrese de dejar algo de espacio y de no excederse con los ingredientes.
  7. Transfiera la pizza al horno y deslícela hasta el centro de la piedra para hornear precalentada.
  8. Hornee durante aproximadamente 10 minutos o hasta que la pizza haya alcanzado el dorado de su preferencia.