Skip to main content
Escaldado para darle un verde brillante y salteado para añadirle sabor, esta guarnición sencilla pero elegante está llena de color y sabor en cada bocado.

MANTENER PANTALLA ENCENDIDA

Rendimiento: 4 PORCIONES

Tiempo de cocción: 15 Minutos

Ingredientes
INGREDIENTES
2 puños (450 g o 1 oz) de broccolini



1 cucharada de aceite de oliva



4 dientes de ajo finamente rebanados



1 cucharadita de sal kosher



½ cucharadita de hojuelas de pimiento rojo (opcional)



½ taza de agua



Gajos de limón, para servir

VALORA ESTA RECETA

Basado en 5 valoración

Método de preparación

  1. Enjuague el broccolini en agua fría y sacuda para quitar el exceso de agua. Corte alrededor de 1.25 cm (½ pulgada) a la parte inferior de los tallos del broccolini. Prepare un tazón grande con agua helada.
  2. Hierva una cacerola grande de agua salada a fuego alto. Añada el broccolini y agite; cocine durante 1 minuto. Saque el broccolini de la cacerola y de inmediato métalo al agua helada. Deje que se enfríe por completo.
  3. Saque el broccolini del agua helada y séquelo con servitoallas.
  4. Caliente el aceite en un sartén cuadrado grande hasta que comience a centellear. Añada el broccolini y saltee hasta que tenga un color verde brillante y los tallos y puntas de los grumos estén ligeramente chamuscados (5-7 minutos).
  5. Añada el ajo, la sal y las hojuelas de pimiento rojo, si es que desea usarlas. Siga salteando hasta que el ajo desprenda olor (unos 30 segundos). Añada el agua, cubra el sartén y cocine hasta que el broccolini esté suave (1-2 minutos). Sirva de inmediato con octavos de limón.